Web Counter
Web Counter

Imaginan1Do
updates

¿Quién dice que no se vale soñar? Tumblr dedicado para aquellas Directioners latinas soñadoras♥.Jamás dudes que estoy aquí para ti. Eres hermosa, y yo estoy aquí para recordártelo♥. Dame la pequeña oportunidad de hacerte soñar.Disponible [].No disponible [ ].Cassie lee, y ve todo [♥️ ].

© theme. details livejournal.

Harry: “¿Tanto te importa?” me respondió luego de una noche cálida de abrazos y de besos. ¿Por qué tenía que ser tan repentino? “¿No debería importarme?” pregunté suavemente, mientras a la vez me sorprendía. Él no me había tratado así. De ésta forma no. Tomó aquella revista de mis manos, y la observó con cuidado. “¿No confías en mí?” “Por supuesto que lo hago. No hice más que preguntártelo” “Y no confiaste en mí” me susurró suavemente, mientras elevaba su mirada hacia la mía. Arrojó aquella revista por encima de mi hombro, y retrocedió suavemente. Negó firmemente, mientras su cabello bailaba en el aire. “Si tuvieses la suficiente confianza en mí, sabrías que eres la única persona con la que me gusta estar” murmuró, mientras simplemente salía por la habitación. “Harry” le murmuré. Él no se detuvo. “Sé que si tú dices que no es nadie, es porque simplemente no lo es” le susurré. “Te lo repito a diario” dijo, avanzando cada vez más. “No lo demuestras” susurré por lo bajo. Logró escucharlo, y sé que le dolió, por lo cuál me adelanté, y bajé las escaleras más pronto que él. Tomó mi muñeca a la mitad de mi acto, y me hizo girarme hacia él. “¿Qué fue lo que dijiste?” “No interesa. Te lo repito a diario” le imité. Soltó mi muñeca, y yo avancé. Tomé mi bolso de nuestro sofá, y salí de casa. El único sonido que logré escuchar segundos después, fue el de mi auto al acelerar y salir de allí, seguido de el de mis sollozos. 

Zayn: ¿Qué hay en su móvil que es más importante que nosotros dos? ¿Qué es? He intentado mantenerme en calma éstos días, pero es como si cada palabra que se pronuncia en mis labios fuese esquivada por su móvil. “Zayn” le murmuré. “¿Sí?” dijo sin siquiera mirarme. Sus ojos marrones, esos que tanto amo ni siquiera deseaban mirarme. “¿Puedes siquiera mirarme un segundo?” le pregunté. En cuestión de cinco largos segundos, asintió y me observó. Le dediqué una mirada de dos segundos, mientras él esperaba escucharme hablar. Me giré hacia el respaldo de mi propia silla a la mitad de aquel restaurante, y tomé mi abrigo. “Infórmame cuando tengas tiempo para tu novia” le susurré suavemente, mientras me levantaba de la silla sin problema alguno, y caminaba lejos de allí. “¡Aguarda!” Él exclamó, como si me hubiese escuchado por primera vez en la semana. “Es la primera vez en la noche que me dedicas la palabra” le confesé. “Lo lamento, yo… lo siento” “Yo también” dije, mientras avanzaba una vez más.

Louis: Es como si a él no le interesara lo que estoy sufriendo. ¿Cuándo fue la última vez que me preguntó cómo estaba? ¿La última vez que se aseguró de que estuviese bien? ¿Cuándo fue la última vez que nos sentamos a conversar sobre mis problemas, en lugar de los suyos? No puedo fingir más. Me está doliendo más de lo que él cree. A él no parece importarle. Me cansé. “Y después de eso, me envió un mensaje diciendo que…” le interrumpí con todo el dolor de mi corazón. “Louis, amor, ¿podemos hablar de algo más?” le pregunté. “¿Qué hay de malo con mi historia?” “No hay nada malo, sólo que es sobre ti, y nadie más” le dije tranquilamente. “¿Qué quieres decir?” “Cariño, yo quiero saber sobre ti, y me importa muchísimo saber cómo estás, pero a veces tan sólo quiero que tú también te intereses en mí” le murmuré. Me miró. Sabía de lo que hablaba. Yo asentí suavemente. “Oh, por favor” dijo confundido. “Te pregunté cómo estabas ésta mañana” “No lo hiciste” le murmuré. Él me observó tristemente. Fingí tener un compromiso importante, que en verdad sería una caminata reflexiva sobre el parque. “Louis, debo irme. Hablemos más tarde”. “No te vayas” me rogó. “Lo lamento” continuó. “Hablemos más tarde” le repetí, mientras tomaba mi bolso, y salía de allí.

Niall: Recién terminé de preparar para Niall su comida preferida. Sé que ha tenido un mal día, y tan sólo quiero que descanse. Quiero que por fin se olvide de todo, y tenga una noche agradable. En realidad, eso es lo único que deseo. Escuché la llave entrar en la cerradura de la puerta, mientras una sonrisa se figuraba con entusiasmo en mi rostro. “Hola, cariño” le sonreí en el momento en que le vi cruzar por la puerta. “Hola” respondió sin más. “¿Cómo estuvo tu día?” le pregunté mientras me acercaba hacia él, y le abrazaba por detrás. Besé su mejilla izquierda, mientras él removía sus zapatos sin precaución y los arrojaba por debajo del sofá. No respondió, mientras hacía su camino hacia las escaleras. “¿Niall?” “Déjame dormir” respondió molesto. Escuché la puerta cerrarse amargamente, mientras yo permanecía allí: como una tonta. No tenía tiempo para mí. Con la cena preparada, tomé una hoja de papel del cajón principal de la cocina, al mismo tiempo que tomaba un marcador de color negro. “Te preparé la cena. Espero comas cuando tengas tiempo para mí. Descansa”. Escribí, mientras tomaba las llaves de mi auto y decidía salir de allí lo antes posible.

Liam: “¿Ni una llamada?” mi mejor amiga preguntó. Yo negué. “¿Un mensaje, tal vez?” me preguntó una vez más. “No” negué una vez más. “Es como si no existiera para él” susurré. Ella palmeó mi espalda con compasión, pero eso no era lo que yo necesitaba. “Debo irme” le murmuré. “¿Necesitas que te lleve?” “No, gracias. Estoy bien” le sonreí falsamente. Tomé mi bolso, y salí de su casa, para dirigirme hacia la mía. En realidad, algo le había estado sucediendo a Liam en éstos días. No sé qué era, pero no era algo bueno, y no quería decírmelo. Las cosas ya no eran las mismas. En realidad, las cosas estaban mal entre nosotros. Lo primero que hice llegando a casa, fue derrumbarme sobre el sofá, y permanecer allí. Como una inútil, observando mi móvil, revisando su twitter y tan sólo esperando. Sinceramente, siempre lo había hecho. Nos habíamos distanciado un tanto. Observé un par de luces de auto iluminar nuestra obscura sala de estar por la ventana principal, mientras yo cerraba mis ojos, y aparentaba estar dormida. Funcionaría, lo sé. Apreté mis ojos con fuerza en el momento en que escuché la cerradura de la puerta principal. Sentí su calor rozar mis mejillas con suavidad. “Te amo” murmuró, antes de besarla. ¿Qué sucede, Liam?

  1. wenalvareez reblogged this from onedirectionimagina
  2. aguilarmicky reblogged this from onedirectionimagina
  3. imoveerthemoon reblogged this from onedirectionimagina
  4. firestyls reblogged this from onedirectionimagina
  5. hellodollface6 reblogged this from onedirectionimagina
  6. www-i-need-be-alone reblogged this from onedirectionimagina
  7. banana-powerxd reblogged this from lon3lyhearts
  8. lon3lyhearts reblogged this from onedirectionimagina
  9. vane-tommo reblogged this from onedirectionimagina
  10. littlebigdreams25 reblogged this from onedirectionimagina
  11. onedirectionimagina posted this