Web Counter
Web Counter

Imaginan1Do
updates

¿Quién dice que no se vale soñar? Tumblr dedicado para aquellas Directioners latinas soñadoras♥.Jamás dudes que estoy aquí para ti. Eres hermosa, y yo estoy aquí para recordártelo♥. Dame la pequeña oportunidad de hacerte soñar.Disponible [].No disponible [ ].Cassie lee, y ve todo [♥️ ].

© theme. details livejournal.

Niall: Niall y yo sabemos lo que me está sucediendo. Yo no se lo he comentado, sin embargo… él lo sabe. Le ha costado trabajo comprender como una chica tan sonriente, y que sabe a la perfección el difuminar sus penas podría sufrir tanto por dentro. ¿Quién diría que la chica de la risa más estruendosa sería la del llanto más fuerte? Eso es lo que le ha costado entender. Mis inseguridades se lo habían gritado en silencio. “Una más, y terminamos por hoy” Niall susurró con una enorme sonrisa dibujada en sus labios, mientras sostenía una cuchara frente a mi rostro. Yo asentí firmemente. Abrí mis labios, mientras él ingresaba la cuchara dentro de ella. Sonrió al instante. “Eres una chica tan fuerte, y tan hermosa, para mí. Me siento tan afortunado de poder despertar a tu lado, cada día. De poder estar aquí, contigo. Me siento bendecido por Dios” murmuró con suavidad, mientras yo me dirigía a besar sus labios con suavidad. “Gracias por ayudarme con ésto, Niall” “Sabes que yo estoy contigo en todo momento” sonrió, mientras seguía: “Y juntos terminaremos con ésto”. Yo asentí, mientras por mi propia cuenta me dirigía hacia su regazo, y reposaba mi mentón sobre su hombro. “Te amo tanto, Niall” le murmuré en el oído, mientras él taradeaba una canción sobre mi oído. Le sentí sonreír.

Louis: “Basta de ésto” Louis murmuró, justo antes de que me observase levantarme de la mesa, a mitad de una importante cena familiar. Sabía qué era lo que haría, y hacia dónde me dirigía. Le sentí tomar mi muñeca con fuerza mientras me detenía ante la puerta del baño de damas. “¿Qué haces, Lou?” le pregunté confundida. “No, ¿qué haces tú?” me susurró a ojos llenos de lágrimas. Jamás había notado tanta desesperación en él. “¿Ir al baño?” le mentí. “No, no lo harás. Basta de ésto. Basta de todo ésto. Ya no puedo. Simplemente ya no puedo. No puedo verte a ti apartarte, y tres segundos después vomitar lo poco que comiste en un antipático baño. Mucho menos saber que te lastimas a ti misma de una u otra forma, y que también me lastimas a mí. ¿Te cuesta tanto trabajo entender que cada vez que lo haces me entierras una astilla al corazón? ¿Te cuesta muchísimo entender que eres perfecta tal cual, y que eso jamás va a cambiar?” me murmuró con más suavidad ante cada palabra. Comencé a llorar al mismo tiempo que me balanceaba sobre sus brazos. “Lo siento, lo siento tanto. De verdad, lo siento” repetía, una y otra vez en su oído. “No, yo lo lamento. Lamento no haberte recordado a diario lo perfecta que tú ya eres”.

Harry: He notado extraño a Harry durante ésta semana. Tanto como yo. Soy nueva en ésto, y no sé manejarlo. Noto cambios en mí que antes no notaba. Siento menos peso en mí misma. Siento… siento mejoría. ¿Mejoría en qué? ¿Qué estoy diciendo? Está mal. Ésto está mal. Yo misma lo sé. Necesito ayuda. En verdad, necesito ayuda. No puedo lastimarme a mí misma de ésta manera. No puedo más, simplemente ya no. No puedo dormir. No ahora, y no en ésta noche. “Harry” dije entre uno de mis sollozos, mientras decidía girarme en la cama para tenerle frente a frente, llevándome la sorpresa de encontrarle despierto. “Harry” sollocé una vez más. Colocó su dedo índice en mis labios, y con suavidad me hizo callar. “No me digas nada. Yo lo sé. Lo sé todo. Sé en qué piensas, y cómo lo haces. Sé lo que estuviste haciendo, y sé cómo te estás sintiendo. Te juro que lo sé, aunque no me lo hubieses dicho” murmuró. “Ya no puedo, Harry. Ayúdame” le murmuré. “Yo voy a ayudarte, lo prometo” su voz se quebró. “Te ayudaré porque estoy enamorado de ti, y quiero mostrarte por qué lo estoy. Quiero señalar cada una de esas cosas hermosas por las cuáles me enamoraste, y las cuáles no debes cambiar. Te mostraré que eres hermosa por lo que eres, y no por lo que aparentas”. Murmuró, mientras yo permanecía sobre sus brazos bajo las sábanas que nos protegían.

Zayn: Hoy desperté con la misma rutina de siempre. Recién saliendo de cama, decidí ir a observarme al espejo. No tener a Zayn me está asesinando, aunque sólo haya sucedido un día. Me observé al espejo por vez primera en éste día, sonriendo al instante al observar una pequeña nota al punto de despegarse en la orilla del espejo. “Estoy enamorado de ti” con la caligrafía de Zayn. La tomé entre mis manos, y deposité un pequeño besito sobre ésta. Miré hacia el suelo, donde la pesa que me juzgaría se encontraba. Subí en ella, mientras respiraba hondo y me criticaba a mí misma en mi interior. Abrí los ojos, y bajé la mirada. “Sigo estando enamorado de ti” decía una nota por encima de mi número. Una pequeña lágrima se desbordó hasta mis mejillas, mientras yo corría hacia la parte posterior de nuestro hogar. Tomé mi móvil, y lo coloqué en mi oído. “¿Sí?” atendió una voz bastante familiar. “Yo también estoy enamorada de ti” le sentí sonreír.

Liam: Números. Todo era números. En realidad que sí lo era. Estaba harta de no poder ser el estereotipo perfecto. ¿Por qué no podía ser lo que yo quería? Estaba harta de éste cuerpo. Lo quería cambiar. Quería desaparecer, y aparecer siendo lo que yo quería. Quería desaparecer mi estómago. Quería ser más alta, y por lo tanto, más delgada. Quería lo que no podía. Me encontraba frente a un médico. ¿Cómo había llegado hasta aquí? Sentí a Liam apretar mi mano derecha con fuerza. “Bulimia” murmuró el médico. Liam dejó caer su cabeza hacia el frente. Sentí todas las miradas sobre mí, aunque nadie lo hiciese. “Lo lamento” le murmuré a Liam. Él me miró. “¿Dónde estuve yo mientras tú sufrías todo ésto?” me preguntó claramente, mientras clavaba sus ojos de almendra en los míos. Siempre estuvo ahí, simplemente yo no lo vi. “Nada de ésto es tu culpa” “Sí, sí lo es. Es toda mía. ¿Dónde estuve yo cuando debía recordarte que eres perfecta? ¿Que eres tú la mujer más hermosa de éste planeta tierra? ¿En dónde estuve?” “Siempre estuviste conmigo, pero yo fui lo suficientemente tonta como para no notarlo” le murmuré entre lágrimas. Él me abrazó con fuerza. “Vamos a salir de ésto, juntos”.

  1. sudreamer reblogged this from onedirectionimagina and added:
    😰😰😩😞
  2. aguilarmicky reblogged this from onedirectionimagina
  3. fakeli4mpayne reblogged this from onedirectionimagina
  4. www-i-need-be-alone reblogged this from onedirectionimagina
  5. lon3lyhearts reblogged this from onedirectionimagina
  6. tears-of-fantasy reblogged this from onedirectionimagina
  7. icantseemywings reblogged this from onedirectionimagina
  8. onedirectionimagina posted this